Alimentación del Chihuahua

La alimentación del chichuahua no es complicada. Bastará pienso para perros o alimento balanceado de buena calidad que pueda ingerir sin problemas o alimentación conocida como BARF, que es alimento crudo tal cual lo comerían los perros salvajes.

Los Perros Chihuahua necesitan alimentación a disposición, o sea no recibir raciones diarias sino tener siempre un cuenco con alimento para servirse cuando desee.

Alimentación del Chichuahua
Alimentación del Chichuahua

Una pequeña cantidad de alimento debe estar disponible en todo momento.

Ello porque en ocasiones no pueden comer suficiente alimento para sostenerse todo el día en una comida, o con dos, especialmente durante la etapa de cachorro. La alimentación del chichuahua cachorro es escencial para hacerlo fuerte ante enfermedades y longevo.

Un recién nacido debe permanecer con su madre hasta las 10 semanas de edad.

Otros opinan que el perro chihuahua adulto debe comer dos o tres veces al día, y el peso de la comida debe ser igual a aproximadamente el 2% del peso corporal.

En este caso es probable que en algún momento el perro dejará de estar interesado en una de las comidas, dejando la mayor parte de la misma. Si persiste durante unos pocos días en esa actitud, se puede renunciar a esta comida.

Hay quienes prefieren la dieta BARF o algo de comida humana para la alimentación del chichuahua.

Alimentación del Chihuahua
Alimentación del Chihuahua

Sobrepero en los perros Chihuahua

En primer lugar, la alimentación del chichuahua debe ser medida, y si por algún motivo comienza a engordar habrá que verificar si es que come mucho u hay alguna patología.

Para ver si tiene sobrepeso, colocamos nuestras manos a los  lados del cuerpo del perro y verificamos si podemos sentir las costillas con nuestras palma, no con dedos.

Con un buen peso somos capaces de sentir las costillas debajo de una fina capa de grasa. Si se pueden sentir debajo de la piel, el perro está  descarnado o sea muy delgado.

Si alimentamos demasiado a nuestro chihuahua puede suceder que no percibamos las costillas sino que sólo una gruesa capa de carne (grasa) lo que significa que el perro está obeso.

Alimentación del Chichuahua

Antes de la aparición de los alimentos industrializados, los perros comían alimento natural, crudo o cocido e incluso parte y sobras de la comida humana.

En una alimentación mixta, es decir seco y crudo o natural, nunca mezcle el seco con algún otro. La carne y verdura se digieren en 4 horas, en tanto que el seco o pienso, demora 12 horas.

Así se mantendrá el aparato digestivo siempre activo y eso es poco saludable.

Para un adulto 50 gramos de carne (por ejemplo pollo u otras aves de corral) y más o menos la misma cantidad de verduras como las zanahorias (pero nunca repollo, cebolla y guisantes) serán suficientes para una ración diaria de alimentación del chihuahua.

Recuerde que usted debe apostar por la calidad, no la cantidad.
Es importante proporcionar cantidades adecuadas de vitaminas y nutrientes.

Qué puede darle

Productos lácteos: queso cottage, yogur o similares, son bien recibidos y pueden incluírse en forma esporádica.

Carnes: vacuna, carne de res, cordero, carne de aves (pero nunca huesos de aves de corral), los estómagos de las aves tienen una gran cantidad de nutrientes y en algunos lugares se compran por cantidad, limpian y congelan para tener siempre a mano.

La carne se puede combinar con arroz aunque éste proporciona pocas propiedades.

Frutas y hortalizas: zanahorias, tomates, pimientos, brócoli, manzanas.
Yema de huevo sólo en cantidades limitadas (preferiblemente una vez por semana): huevos.

El alimento seco, pienso para perros, balanceado o industrializado debe ser preferiblemente no demasiado duro, y se puede administrar empapado con agua a temperatura ambiente para que se ablande un poco.

Si la alimentación de su chihuahua es a base de alimento balanceado o seco debe ser de muy buena calidad.

Alimentación del Cachorro Chihuahua

Los cachorros deben ser alimentados al menos cuatro veces al día. En estómago pequeños cabe muy poca cantidad de alimento a la vez, y un perrito pequeño, animado y en rápido crecimiento necesita una gran cantidad de energía.

Si usted no proporciona tan a menudo como necesita, el perro está en riesgo de sufrir hipoglucemia, que es una disminución en el nivel de azúcar en la sangre.

El resultado comienza con desmayos, perros que comienzan entrar el coma, lo que si no se trata de inmediato deviene en la la muerte.

Un poco de miel, de glocosa de maiz líquida o de última azúcar diluída en agua, administrados en la boca del cachorro en cantidad de 0,1 a 0,5 mililítros harán que el nivel de glucosa en la sangre suba lo necesario para hacerlo reaccionar.

Complete con 1 o 2 cm3. de agua tibia y mantenga el cachorro en lugar cálido porque habrá perdido temperatura.

Los pequeños cachorros deben ingerir al día aproximadamente 1/10 de lo que pesan, y cuando crezcan un poco alrededor de 1/20.

Sobras para el Perro

Si queremos podemos compartir las buenas sobras del almuerzo o cena con los perros de nuestra cena. El pollo cocinado que trozos u otras carnes que no hemos comido. No pastas, no productos muy elaborados, industrializados o condimentados.

La comida humana no debe ser muy condimentada o salada, a fin de no irritar el estómago del perro.

No comparta lo que Ud. come con un perro si le pide sólo porque:

  • Lo ve deseando y le pide ya que, lo entenderá como una recompensa a esa actitud y el comportamiento recompensado se repetirá más a menudo.
  • El sucumbir a los caprichos de nuestro perro es perjudicial para su salud. Una pequeña galleta, o un poco de helado no tendría importancia por ejemplo en un perro Labrador, pero para un perro pequeño son una gran bomba de calorías. En el caso de las razas pequeñas hay que tener cuidado.
  • Suministrarle alimentos malos para el perro como ser dulces, chocolate, salados, fritos, industrializados son una mala alimentación del Chihuahua y lo enfermará pronto.

Consejos extra para la alimentación del Chihuahua

El premio por ejemplo utilizado para el entrenamiento debe ser muy pequeño, por ejemplo, el pollo o el queso picado. Las sesiones de entrenamiento deben llevarse a cabo antes de una comida en lugar de después. El perro después de una comida tiene sueño y la recompensa le parece mucho menos atractiva.